Aludes o avalanchas de nieve (2)

2ª Parte

Aqui está ya la segunda y última parte que continúa al titulado Aludes o avalanchas de nieve I. Comenzamos con un ejemplo de boletín de previsión de riesgos de avalancha para refrescar lo que vimos y saber con lo que te encontrarás si decides leer los boletines antes de salir (lo que es muy recomendable).

 

EJEMPLO DE BOLETÍN DE PREVISIÓN DE RIESGOS DE AVALANCHA

Nieve y riesgo de aludes

INFORMACION NIVOLÓGICA PARA ZONAS NO PROTEGIDAS DEL PIRINEO NAVARRO Y ARAGONES

DIA 22 DE MARZO DE 2006,

A LAS 15 HORA OFICIAL

INFORMACION VALIDA HASTA LAS 24 HORAS DEL JUEVES, DIA 23 DE MARZO,

ELABORADA A PARTIR DE LOS DATOS RECIBIDOS DE LOS REFUGIOS DE LINZA, LIZARA, PANTICOSA, GORIZ, ESTOS Y ANGEL ORUS, Y DE LAS ESTACIONES DE ESQUI DE FORMIGAL Y CERLER.

ESTIMACION DE LOS RIESGOS HASTA LA NOCHE DE MAÑANA JUEVES, DIA 23 DE MARZO, EN EL PIRINEO NAVARRO Y ARAGONES:

 

PIRINEO NAVARRO:

RIESGO LIMITADO (RIESGO 2) POR ENCIMA DE 1500 METROS.

PIRINEO ARAGONES:

MACIZOS DE JACETANIA Y ALTO GALLEGO:

RIESGO LIMITADO (RIESGO 2) POR ENCIMA DE 1600 METROS.

MACIZOS DE SOBRARBE Y ESERA.

RIESGO LIMITADO (RIESGO 2) POR ENCIMA DE 1700 METROS.

TIEMPO PASADO EN EL PIRINEO NAVARRO Y ARAGONES:

DURANTE LAS ULTIMAS 24 HORAS LOS CIELOS HAN ESTADO NUBOSOS O MUY NUBOSOS. SE HAN PRODUCIDO CHUBASCOS DEBILES O LOCALMENTE MODERADOS QUE HAN SIDO EN FORMA DE NIEVE POR ENCIMA DE UNOS 1500

METROS, Y QUE EN ALGUN LUGAR ESTUVIERON ACOMPAÑADOS DE TORMENTA.

LAS TEMPERATURAS MAXIMAS HAN RONDADO LOS 5 G.C. LAS MINIMAS HAN BAJADO LIGERAMENTE POR DEBAJO DE 0 G.C., REGISTRÁNDOSE HELADAS DEBILES.

LOS VIENTOS HAN SOPLADO FLOJOS DE COMPONENTE OESTE, CON ALGUNAS RACHAS FUERTES EN ZONAS DE CHUBASCO Y TORMENTA.

 

TIEMPO PREVISTO

HASTA LAS 24 HORAS DEL JUEVES, DIA 23 DE MARZO:

HOY, MIERCOLES 22, ESTARA NUBOSO, CON CHUBASCOS DEBILES O LOCALMENTE MODERADOS, QUE PODRAN ESTAR ACOMPAÑADOS DE ALGUNA TORMENTA. MAÑANA, JUEVES 23, ESTARA NUBOSO AL PRINCIPIO, PREDOMINANDO LAS NUBES ALTAS, AUMENTANDO PROGRESIVAMENTE A MUY NUBOSO O CUBIERTO. HABRA PRECIPITACIONES DEBILES DURANTE LA SEGUNDA MITAD DEL DIA, LOCALMENTE MODERADAS EN LA MITAD NORTE DURANTE EL FINAL DE LA TARDE Y NOCHE.

COTA DE NIEVE: SUBIRA DESDE 1500 – 1600 METROS HOY, MIERCOLES, HASTA 2000-2200 METROS MAÑANA,

JUEVES. ALGUNA BRUMA MATINAL AL AMANECER DEL JUEVES. TEMPERATURAS EN LIGERO ASCENSO. VIENTOS DE COMPONENTE OESTE, FLOJOS O MODERADOS.

ALTURA PREVISTA DE LA ISOTERMA DE 0 GRADOS EN LA ATMOSFERA LIBRE, A LAS 13 H. DE MAÑANA: 2.500 METROS

ALTURA PREVISTA DE LA ISOTERMA DE -10 GRADOS EN LA ATMOSFERA LIBRE, A LAS 13 H. DE MAÑANA: 4.250 METROS

VIENTO PREVISTO EN LA ATMOSFERA LIBRE A 1500 METROS, A LAS 13 H. DE MAÑANA: SW – 40 KM/H

VIENTO PREVISTO EN LA ATMOSFERA LIBRE A 3000 METROS, A LAS 13 H. DE MAÑANA: W – 60 KM/H

 

ESTABILIDAD DEL MANTO NIVOSO:

EL MANTO DE NIEVE ES CONTINUO POR ENCIMA DE 1500 – 1800 METROS (SEGUN MACIZOS Y EXPOSICIONES). POR DEBAJO DE ESTA ALTITUD, Y DEBIDO A LA BENIGNIDAD DE LAS TEMPERATURAS PASADAS, ASI COMO A LAS RECIENTES PRECIPITACIONES CAIDAS EN FORMA DE LLUVIA, EL MANTO DE NIEVE ES DISCONTINUO. EL ESPESOR ES MAYOR EN EL PIRINEO NAVARRO Y DESCIENDE PAULATINAMENTE HACIA EL ESTE. EN ZONAS ALTAS LA CAPA DE NIEVE ALCANZA ESPESORES IMPORTANTES, SOBRE TODO EN VENTISQUEROS Y ZONAS RESGUARDADAS DEL VIENTO.

SE HA INFORMADO DE ALGUNOS ALUDES RECIENTES DE ESCASA MAGNITUD EN LOS PUNTOS DE OBSERVACION.

EN LAS ULTIMAS 24 HORAS EL ESPESOR DEL MANTO NO HA CAMBIADO SIGNIFICATIVAMENTE, TENDIENDO A AUMENTAR LIGERAMENTE POR ENCIMA DE 1500 – 1600 METROS, QUE HA SIDO LA COTA DE NIEVE.

EL MANTO SIGUE EN PROCESO DE ESTABILIZACION Y APELMAZAMIENTO, ESPECIALMENTE EN COTAS BAJAS Y MEDIAS DONDE ADEMAS LAS PURGAS HAN SIDO MAS ABUNDANTES. AQUI, LAS PRECIPITACIONES EN FORMA DE LLUVIA

POR DEBAJO DE 1500 – 1600 METROS, INCLUSO EN COTAS SUPERIORES DURANTE PASADAS JORNADAS, Y LAS TEMPERATURAS TEMPLADAS, HAN FAVORECIDO LA HUMIDIFICACION DEL MANTO. EN COTAS ALTAS EL MANTO

ESTA BASTANTE MENOS EVOLUCIONADO. ASI, EN ZONAS BAJAS Y MEDIAS SON PROBABLES COLADAS Y ALUDES DE

FUSION, SOBRE TODO EN ZONAS SOLEADAS, PUDIÉNDOSE DAR ALGUN CASO DE ALUD DE FONDO SI EL MANTO ASIENTA SOBRE UN SUBSTRATO DESLIZANTE O IMPERMEABLE. EN ZONAS ALTAS PERSISTEN ESTRATOS INTERNOS INESTABLES ( COMO PLACAS DE VIENTO O ESCARCHA DE PROFUNDIDAD), Y ALGUNAS ZONAS AUN NO TOTALMENTE PURGADAS, ASI

COMO ALGUNAS CORNISAS, QUE PUEDEN SER ORIGEN DE ALGUN ALUD, EN GENERAL DE DIMENSIONES PEQUEÑAS O MEDIANAS. EN GENERAL, NO SE ESPERAN SALIDAS ESPONTANEAS DE ALUDES DE GRAN AMPLITUD. SE PUEDEN DESENCADENAR ALUDES POR SOBRECARGAS, EN GENERAL FUERTES. EN ALGUNAS PENDIENTES INCLINADAS DE ZONAS ALTAS, Y AUN NO SUFICIENTEMENTE PURGADAS, SON POSIBLES ALUDES ESPONTANEOS DE DIMENSIONES MEDIAS. LOS VIENTOS ESPERADOS PARA HOY Y MAÑANA NO FAVORECEN LA FORMACION GENERALIZADA DE NUEVAS PLACAS DE VIENTO Y CORNISAS.

LAS PRECIPITACIONES ESPERADAS PARA EL DIA 24, VIERNES, DE NIEVE POR ENCIMA DE 2000 METROS, QUE ESTARAN ACOMPAÑADAS DE VIENTOS FUERTES DEL OESTE, VOLVERAN A FORMAR CORNISAS Y PLACAS DE VIENTO EN ZONAS ALTAS, PROVOCANDO UN INCREMENTO DEL RIESGO DE ALUDES POR ENCIMA DE 2000 METROS.

 

AVANCE DEL RIESGO PARA EL VIERNES, DIA 24 DE MARZO:

EN LIGERO ASCENSO.

 

Algunos consejos y recordatorios:

Antes de…

  • Informarse del tiempo pasado (precipitaciones de nieve, cantidad, espesor, temperatura, viento, etc.) y del previsto para la zona que vamos a visitar.
  • Consultar la previsión de riesgo de avalancha (por teléfono, internet, refugios, etc.)
  • Antes de salir de casa, del refugio, o si es preciso en el puesto más cercano de la Guardia Civil, dejar dicho a dónde se va, por dónde y cuándo se piensa regresar, lo cual facilitará la búsqueda en caso necesario. También informar de si se llevan aparatos detectores de víctimas de avalancha (ARVA).
  • Si se dispone de ARVA, probarlo antes de salir tanto en recepción como en emisión. Tras esto, colocar todos los aparatos en emisión.
  • Una sonda y una pala deberían formar parte del equipo.
  • Tomar preferentemente las crestas, lomas, contrafuertes o zonas de mayor relieve protegidas por el bosque, rocas, etc., en lugar de por ciertas palas, pendientes y vaguadas, habitualmente más cargadas.
  • Evitar en lo posible las travesías en diagonal u horizontal por ciertas laderas, se podría cortar la placa. Ascenderlas frontalmente en la línea de mayor pendiente y si no hay alternativa cruzarla por la parte más alta posible y de uno en uno. Los demás vigilan.
  • Si se conoce el terreno de cuando no hay nieve tener en cuenta que: las pendientes con hierbas largas, placas lisas de esquistos, etc. son más propensas a los aludes, al contrario que las pendientes con hierba corta (pastada) o con canchal.
  • Las vertientes convexas son más proclives a las avalanchas (rotura de la placa) que las cóncavas.
  • En caso de nieve reciente, ésta se transforma mejor y más rápido en las laderas orientadas al sol que en las umbrías por lo que serán más seguras. En las vertientes norte el frío va a provocar una metamorfosis de gradiente fuerte en el manto de nieve, lo que conduce a una nieve más propensa a los aludes. Por el contrario, en primavera o con tiempo cálido, siempre hará más frío en las umbrías, lo que retrasa los aludes de fusión.
  • Prestar atención a las cornisas, anuncian placa de viento bajo ellas, y tomar las precauciones necesarias para no sobrepasar el punto de ruptura de las mismas .
  • Si aparecen por encima nuestro esquiadores nos apartaremos inmediatamente de su trayectoria, pueden cortar las placas de nieve y provocar el alud.
  • En caso de peligro generalizado de avalanchas no salir de los lugares seguros: refugios, cabañas, vivacs, etc., salvo por necesidad imperiosa y para prestar socorro.
  • Cuando el terreno y las condiciones lo aconsejen no dudar en tener exceso de prudencia, encordarse en los glaciares y en ciertas zonas escarpadas, dónde una caída pueda tener nefastas consecuencias.
  • Si hay que atravesar un lugar sospechoso hacerlo de uno en uno, los esquís se quitan, las raquetas se mantienen puestas, soltar las dragoneras y llevar la mochila colgada de una sola correa. Proteger nariz y boca con un pañuelo o similar, sobretodo si se trata de nieve polvo.

 

Después de…

  • Alertar al grupo para que todos pongan atención en la evolución de la avalancha y se intenten poner a salvo.
  • Trataremos de escapar descendiendo en diagonal por el lateral más próximo, donde el alud tiene menos fuerza.
  • Si no podemos escapar, intentaremos quitarnos esquís, raquetas, bastones, mochila (sólo si es voluminosa) etc.
  • Nos protegeremos las vías respiratorias (peligro de asfixia).
  • Lucharemos con todas las energías haciendo movimientos natatorios para mantenernos en la superficie y cabeza arriba.
  • Intentaremos agarrarnos a rocas, árboles, etc.
  • Si el alud empieza a detenerse, y ya estamos sepultados, hay que llevarse los brazos delante de la cara y el pecho haciéndose un hueco de aire para respirar y así aumentar las posibilidades de supervivencia. Igualmente si se puede hay que adoptar una posición encogida, para evitar la pérdida de calor por la mayor exposición de superficie corporal a la nieve y que la compresión nos impida respirar.
  • Una vez que el alud se ha detenido lo más probable es que no podamos movernos, pero vale la pena hacer un intento, podemos estar desorientados, para saber nuestra posición aproximada podemos dejar salir algo de saliva para buscar una referencia de hacia dónde está la superficie y haremos un intento para salir o sacar un pie o una mano a la superficie.
  • Comprobada nuestra impotencia para salir hay que tratar de mantener la calma y relajarnos para ahorrar energías y oxígeno, se puede sobrevivir bastante tiempo enterrado en una avalancha, incluso se han dado casos excepcionales de días enteros. Sólo se gritará si se oye a los compañeros o equipo de rescate cerca, ya que la nieve amortigua mucho el sonido. Un silbato a mano sería lo ideal.
  • Si somos testigos de cómo alguien es atrapado, hay que observar con atención y recordar con exactitud el último punto donde se vio a la víctima y seguir su trayectoria imaginaria, ya que puede volver a reaparecer.
  • Guardar ante todo la calma y la sangre fría, necesaria ahora más que nunca ya que nuestros compañeros van a necesitar toda nuestra ayuda. De nuestra rápida y ordenada reacción puede depender su vida.
  • Observar recorriendo todo lo largo de la avalancha a partir del punto dónde se vio a la víctima por última vez por si aparece algún objeto o sonido identificable, es posible que pueda sobresalir una mano o un pie. Si se dispone de ARVA, conmutarlo a posición de recepción y comenzar la búsqueda según sus protocolos de uso, que han de estar entrenados de antemano. Utilizar la sonda y la pala donde se sospeche que ciertamente pueda estar el accidentado.
  • Avisar a los equipos de rescate, si no se puede por teléfono o radio alguien habrá de ir en su busca. Si estamos solos partir tras comprobar el punto anterior.
  • Los que no intervengan en la búsqueda permanecerán en un sitio seguro, al lado contrario del viento con relación al alud para que sus residuos (comida, colillas, deposiciones, etc.) no despisten el olfato del perro que el equipo de rescate traerá muy probablemente.
  • Si el equipo de rescate solicita la ayuda del grupo, éste se comportará con una disciplina ejemplar, cumpliremos las órdenes que nos den y punto. Debe ser así para evitar el caos y aumentar la eficacia.
  • Desenterrada la víctima hemos de proceder con precaución y cautela. Puede haber sido fuertemente zarandeada por el alud y presentar diversas lesiones, siendo las más frecuentes según las estadísticas: traumatismos, asfixia e hipotermia y en función de ellas habrá que tratar a la víctima.

 

Resumiendo

El miedo a las avalanchas puede paralizarnos e impedir pegar ojo la noche anterior, cuando los nervios se agarran al estómago. En realidad el riesgo de ser capturado por un alud es muy pequeño siempre que dejemos pasar cuatro o cinco días para que el viento y el sol hayan hecho su trabajo de limpieza. Es mejor no obsesionarse con las normas de prevención dictadas anteriormente, la dinámica de los aludes es, en cierta medida, imprevisible, la prueba es que muchos brillantes alpinistas han muerto sepultados por ellas. Es mejor prevenir que curar. Según las estadísticas uno de cada cuatro sepultados no sobrevive a la detención del alud. Las probabilidades de sobrevivir disminuyen a la mitad por cada hora que pasa. Las acciones de rescate organizadas, incluso con helicópteros, son casi siempre recuperaciones de cadáveres, pues la carrera contra el tiempo la gana la mayoría de las veces la avalancha.

Una observación detenida nos ayudará a elegir nuestra ruta, y en su caso a renunciar a subir.

Llegados pues, al pie de la montaña, estudiar, elegir, y finalmente disfrutar.

Avalanche Risk

 

BOLETINES DE PREVISIÓN DE RIESGO DE ALUDES

Por Internet:

http://www.igc.cat/web/ca/allaus_butlleti.php

http://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/montana  buscar el boletín en la pesataña nivológica junto a la predicción meteorológica de los Pirineos

http://www.meteofrance.com/previsions-meteo-montagne/bulletin-avalanches

 

 

Referencias

EXCURSIONISMO INVERNAL CON RAQUETAS, de Gonzalo López Moreno y Alberto París Roche. PRAMES.

PREVENCIÓN, SEGURIDAD Y AUTORESCATE, de Máximo Murcia. Editorial Desnivel.

LA NIEVE Y LOS ALUDES, de Agustín Tomico Alique. PRAMES.

MANUAL COMPLETO DE MONTAÑA, de Pepi Stückl y Georg Sojer. Editorial Desnivel

AURÍN-PARTACUA ESPACIO DE PIRENEÍSMO, de Jesús Vallés. Mandala Ediciones

Dejar una respuesta